El Método Kumon y sus fortalezas

4. Instructores Kumon

Brindando instrucción individualizada y maximizando el potencial.

Guiando a los alumnos a encontrar las respuestas por sí mismos

Las hojas de trabajo de Kumon están diseñadas para permitir a los alumnos avanzar a través del autodidactismo. Sin embargo, hay veces que los alumnos enfrentan ejercicios que no comprenden o no son capaces de resolver por sí mismos.

En momentos como este, los instructores de Kumon no les dan las respuestas de los problemas a los alumnos. En lugar de esto, nuestros instructores saben cuánto han comprendido los alumnos antes de darles pistas. Los instructores también pueden mostrar a los alumnos ejemplos de problemas o material que estudiaron previamente para ayudarlos a resolver problemas difíciles por sí mismos.

Los Instructores Kumon no dan formulas a los alumnos para solucionar los problemas. En cambio, los Instructores se enfocan en guiar a los alumnos para completar los ejercicios por sí mismos de manera que puedan disfrutar una sensación de logro y sean capaces de dominar el nuevo material de manera independiente.

Buscando el potencial de cada individuo.

Los instructores Kumon descubren el potencial de cada alumno y desarrollan la habilidad en cada uno de ellos.

Nuestros instructores se enfocan en cada uno de los alumnos, prestando mucha atención a su habilidad académica y a su personalidad, y brindando apoyo efectivo para asegurarse de que él o ella siempre pueda estudiar en el nivel "más adecuado". Los Instructores Kumon reconocen el crecimiento de cada alumno sin compararlos con otros, al ofrecer elogios y motivarlos. Al mismo tiempo, cooperan estrechamente con los padres de familia al monitorear el crecimiento de cada alumno.

Es gracias a la dedicación de los Instructores, quienes desean sinceramente el crecimiento de sus alumnos, que los verdaderos beneficios del Método Kumon son logrados.

Acerca de Kumon